El italiano Davide Massa, de 39 años, arbitró este martes el partido correspondiente a la jornada 1 en el grupo E de la UEFA Champions League, que enfrentaron al Chelsea y al Sevilla FC en Stamford Bridge, y que finalizó con el resultado inicial de 0-0. En el VAR se encontraba el también italiano Marco Di Bello.

No fue un encuentro de muchas faltas. Se indicaron 21 en total, de las cuales el Chelsea cometió 12, por 9 del Sevilla FC. En cuanto a las tarjetas amarillas, tres vio el conjunto inglés (Jorginho, Mount y Chilwell), por dos del equipo hispalense (Acuña y Jordán).

Minuto 17: Jorginho, ya amonestado por una falta anterior, realiza otra infracción peligrosa entrando con la plancha y jugándose de manera clara la segunda cartulina amarilla. El colegiado se la perdonó pero el Chelsea pudo haber jugado con diez hombres durante muchos minutos. Falta de valentía del colegiado en esta jugada.

Minuto 57: Diego Carlos toca el balón con la mano dentro del área. Curiosamente nadie protestó en el momento, pero la repetición muestra que la pelota da en la mano del central. Aun así, la tiene pegada al cuerpo y no es suficiente para irse al punto de penalti.

Sin más, arbitraje que pasó desapercibido en líneas generales, pese a que Davide Massa dirigía en la noche de este martes su tercer partido de Champions League. La nota final para el conjunto arbitral es un 6.