El turco Cüneyt Çakır, de 43 años, arbitró este miércoles el partido correspondiente a la segunda grupo del grupo E de la UEFA Champions League, que enfrentaron al Sevilla FC y al Stade Rennais en el Ramón Sánchez-Pizjuán, y que finalizó con triunfo por 1-0 del conjunto hispalense. En el videoarbitraje se encontraba el polaco Szymon Marciniak, de 39 años.

Hasta 31 faltas se indicaron a lo largo de los 93 minutos: 14 cometió el Sevilla, por 17 del Rennes, algo que el colegiado resolvió con dos amarillas locales (Óliver Torres y Acuña), por tres visitantes (Siliki, Martin y Da Silva).

En cuanto a jugadas a revisar, no hubo demasiadas:

Minuto 43: Jordán recibe un codazo en el labio en la frontal del área y acaba sangrando. Incomprensiblemente el colegiado ni pitó la falta ni amonestó con amarilla (al menos) el futbolista del Rennes.

Minuto 52: amarilla para Acuña por una falta bastante simple, el colegiado pudo ahorrarse la tarjeta.

Sin más, arbitraje tranquilo en líneas generales. La nota final para el conjunto es un 6,5.