Disparos hacia su propio tejado, los que propinó hoy el Sevilla para dejarse remontar en un partido controlado desde muy pronto. Quizás fue eso, el tener tanto tiempo para ser valiente lo que le acobardó. Malas decisiones hoy desde ese banquillo que tantas alegrías ha dado, haciendo mostrar una cara irreconocible y que preocupa al sevillismo.

Lopetegui no es partidario de la rotación e intentó no modificar mucho su equipo de seguridad, con la entrada de Rakitic en el medio e intentando tapar la falta de acierto a puerta con otro delantero: En-Nesyri. Como si de un guión escrito se tratase, el marroquí transformaría la primera del equipo tras una jugada entre Jordán y Ocampos. 0-1 muy temprano y la imagen de superioridad aplastante.

Rakitic entendió muy bien su nuevo rol en este Sevilla interviniendo mucho más en la creación que en la destrucción y perforando al Athletic por banda izquierda, con un inspirado Acuña. El Athletic Club casi ni comparecía, con la imagen frustrada del guerrero Raúl García como símbolo de un equipo al que nada le sale bien. Era tanta la comodidad, que el mayor susto de la primera parte fue el amago de rotura de Jesús Navas. Nueva señal de alarma ante un futbolista irremplazable pero que necesita un ligero descanso.

Después de la reanudación el partido siguió el mismo transcurso. Sevilla dominante y una ocasión clara de En-Nesyri que esta vez no acabó en gol.  A partir de aquí, el Sevilla, fiel a su debe histórico de resucitar a equipos casi desahuciados, empezó a jugar con fuego. Muchas razones le estaba dando el Sevilla al Athletic de ir a por el partido. Sobre todo tras el doble cambio de Lopetegui (que ya había cambiado a En-Nesyri por Mudo) quitando del campo a los dos futbolistas con capacidad de elaboración, Joan Jordán e Ivan Rakitic. Grave error el del vasco, que condenaba a su equipo a protegerse muy atrás demasiados minutos. Lo iba a pagar caro.

Con el equipo andaluz roto táctica y físicamente el Athletic comenzó (con más ganas que peligro) a colgar balones al área. El  nerviosismo y los fantasmas de partidos ya muy lejanos en el tiempo como los de Eibar y Vigo empezaban a aflorar.  Incertidumbre que se tradujo en realidad cuando en un saque de esquina; Muniain sólo en el segundo palo, hacía el empate. Era el minuto 75 pero se tenía la sensación que lo peor estaría por llegar.

Sin respuesta desde el banquillo, el equipo siguió sufriendo este fuego amigo. La mala gestión sevillista, con cambios que lo hicieron desaparecer del partido, habían reanimado a un Athletic lleno de confianza. En el minuto 86 se confirmó la tragedia cuando tras un desajuste defensivo Sancet puso el definitivo 2-1.  Enfado monumental del entrenador consciente de que se había equivocado de lleno.

Mazazo muy gordo el que se lleva hoy el Sevilla de San Mamés con la sensación de haber tirado una victoria por méritos propios. Que el Sevilla pierda un partido como dijo Monchi, ya es una crisis, pero hacerlo así y siendo la tercera derrota consecutiva aún más.

       

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Athletic Club: Unai Simón, Yeray, I. Martínez, Yuri, Ander Capa, Zarraga, Dani García, Raúl García, Morci, Berenguer, Iñaki Williams
    • Sevilla FC: Bono, Koundé, M. Acuña, Diego Carlos, Jesús Navas, Fernando, Joan Jordán, I. Rakitic, Ocampos, De Jong, En-Nesyri
  • GOLES
    • 9': En-Nesyri (0-1)
    • 76': Muniain (1-1)
    • 86': O. Sancet (2-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Fernando (26'), Raúl García (30'), I. Martínez (53'), Iñaki Williams (61'), Koundé (62'), M. Acuña (69'), Jesús Navas (88'), Unai Lopez (89'), Diego Carlos (90'), Yuri (92')

Resumen del partido