El balear Guillermo Cuadra Fernández, de 36 años, arbitró este sábado el partido correspondiente a la jornada 11 en Primera División entre la SD Huesca y el Sevilla FC disputado en El Alcoraz, y que finalizó con victoria hispalense por la mínima gracias al gol de En-Nesyri (0-1). En la sala VOR se encontraba el gallego Ignacio Iglesias Villanueva.

Un total de 23 faltas se acabaron indicando, de las cuales 14 cometió la SD Huesca, por 9 del Sevilla FC. Esto lo resolvió Cuadra Fernández con cuatro amarillas a futbolistas locales (Seoane, Maffeo, Okazaki, Insua), por tres cartulinas visitantes (Rekik, Jordán, Óliver Torres). También amonestó a ambos técnicos por «formular observaciones de orden técnico a una de mis decisiones en señal de disconformidad»; así como a Pablo Sanz, segundo entrenador sevillista, por «hacer caso omiso a una de mis decisiones».

No se produjeron acciones polémicas ni llamativas para mencionar aquí, aunque sí vimos a un Cuadra Fernández demasiado meticuloso en algunos momentos, especialmente en los saques de puerta, mandando repetir varios; y envíos de banda, señalando falta en ocasiones.

Sin más, podemos decir que el arbitraje no afectó al resultado. La nota final es un 6,5.

VER ACTA DEL PARTIDO