El portugués Artur Soares Dias, de 41 años, arbitró este miércoles el partido correspondiente a la quinta jornada en el grupo E de la UEFA Champions League, que midieron en el Ramón Sánchez-Pizjuán al Sevilla FC y al Chelsea FC, y que terminó con el holgado resultado de 0-4 para los blues. En el VAR se encontraba el también luso Tiago Martins, de 40 años.

Se señalaron un total de 23 faltas, de las cuáles 9 fueron cometidas por el Sevilla, por 14 del Chelsea. Se vieron hasta 8 amarillas, repartidas por igual entre ambos conjuntos: 4 en los locales (Gudelj, algo rigurosa; Idrissi, Sergi Gómez y Jordán), por también 4 en los visitantes (Kovacic, Pulisic, Ziyech y Mount).

En cuanto a jugadas polémicas, en la primera parte se revisó una posible mano de Pulisic dentro del área. El balón primero golpea en el cuerpo, el futbolista cierra los brazos y le acaba pegando en la extremidad. No se acaba indicando al entender que primero el esférico toca en el cuerpo.

Se reclamó penalti de Pulisic

Minuto 83: el colegiado señala pena máxima de Sergi Gómez sobre Giroud. El central sevillista trastabilla al ariete y lo derriba.

Penalti de Sergi Gómez a Giroud

Ya en los últimos minutos, Artur Dias fue al monitor a revisar una mano de Sergi Gómez dentro del área pero que finalmente no acabó pitando. Lo cierto es que se pudo indicar perfectamente al estar el brazo despegado.

Mucho trabajo para el colegiado en este partido, pues además de las numerosas cartulinas amarillas, el videoarbitraje entró en acción en varias ocasiones. La nota final para el conjunto arbitral es un 6,5.