El murciano José María Sánchez Martínez, de 37 años, arbitró este sábado el partido correspondiente a la jornada 12 en Primera División que enfrentaron al Sevilla FC y al Real Madrid en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, y que terminó con triunfo blanco por 0-1. En la sala VOR se encontraba el vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea, de 34 años.

Hasta 35 faltas acabó indicando el colegiado, de las cuáles 15 cometió el Sevilla, por 20 del Real Madrid. Esto lo resolvió Sánchez Martínez con una cartulina para los de Lopetegui (Gudelj), por tres para el conjunto de Zidane (Kroos, Modric y Vinicius).

En cuanto a las jugadas más polémicas, no hubo ninguna en las áreas. Podemos comentar que Casemiro debió ver la tarjeta amarilla en una entrada dura, y que Vinicius estuvo al filo de la expulsión por doble amonestación, pero Sánchez Martínez estuvo más permisivo con los visitantes. También dejó de indicar algunas faltas claras.

Entrada de Casemiro a Ocampos

Sin más, la nota final para el conjunto arbitral es un 5.

VER ACTA DEL PARTIDO