Valentín Pizarro Gómez, del comité madrileño, arbitró este martes el partido correspondiente a la jornada 15 en Primera División que midieron en Mestalla al Valencia CF y al Sevilla FC, y que finalizó con triunfo sevillista por la mínima gracias al gol de Suso (0-1). En la sala VOR se encontraba el murciano José María Sánchez Martínez.

Hasta 28 faltas se acabaron señalando a lo largo de los 96 minutos, de las cuales 11 cometió el Valencia CF, por 17 del Sevilla FC. En cuanto a las amarillas, tres vio el conjunto de Javi Gracia (Wass, Soler y Molina), por dos para los de Lopetegui (De Jong y Jordán).

Pese a las numerosas infracciones, no se trató de un partido polémico ni con jugadas controvertidas. Se puede señalar que Paulista pudo ver la tarjeta amarilla en el primer minuto de encuentro por una falta dura sobre Ocampos; así como algo rigurosa la que sí vio Wass antes del descanso.

Más allá de eso, partido bien controlado por parte de Pizarro Gómez y los suyos. La nota final es un 8.