En víspera del nuevo envite liguero en tierras vascas ante el Deportivo Alavés, Julen Lopetegui compareció ante los medios de comunicación en la tarde de este lunes tras la sesión previa. El técnico sevillista comentó en primer lugar sobre el último contratiempo que se conocía a lo largo del día, el positivo de Diego Carlos, dijo que «se encuentra bien, está en su casa asintomático y son cosas que no podemos controlar. El equipo está asumiendo otra dificultad más y preparándose para un partido difícil».

Sobre el positivo que han trastocado los planes comentó que «es inevitable y hay que asumirla con naturalidad y aceptarla. Hay que superar las dificultades». Respecto al rival al que se enfrentarán mañana, resaltó que «el Alavés es un equipo muy difícil, con un nuevo entrenador, con 10 le creó muchos problemas al Atlético de Madrid, le ganó al Real Madrid». Afirmó, además, que hay algún jugador con «problemillas» y hasta mañana no van a decidir.

En cuánto a las fortalezas del conjunto vitoriano, afirmó que «tiene buen entrenador que conoce el club, con buenos futbolistas, agresivo y que va a querer explotar sus armas». El técnico sevillista anotó que «no miramos atrás, cada partido es diferente, y esperamos un partido complicado». Respecto a las sensaciones de la primera vuelta explicó que «las sensaciones son que estamos compitiendo en todas las competiciones. Desde el 18 de septiembre cada tres días. Afortunadamente. Tratamos de consolidar las cosas que hacemos bien y de mejorar las que hacemos menos bien». Lopetegui finalizó respondiendo sobre la posible oferta del West Ham por En-Nesyri: «No nos centramos en rumores. Estamos totalmente centrados en el partido de mañana. El Alavés nos va a ofrecer mucha dificultad».