Nunca se olvidó de ganar

Volvió el Sevilla a la senda de la victoria tras el varapalo de Champions venciendo por 0-2 al Osasuna en el incomodísimo estadio de El Sadar. Lopetegui planteó el partido perfecto para contrarrestar las virtudes pamplonicas, solventado por la vía rápida con los goles de Diego Carlos y Luuk De Jong. Adelanta a su próximo doble rival; el FC Barcelona, y se pone tercero en una liga que se está poniendo turbulenta para los gigantes del fútbol español.

El Sevilla está tercero. Por delante del Barcelona de Messi y a 4 del campeón Real Madrid. Todo esto coincidiendo con el momento más inestable del hasta la fecha imponente líder. Matemáticamente el Sevilla está de lleno en la lucha por el título liguero. Es una burrada, y como tal, el aficionado sevillista no termina de creérselo. Obvio. Queda un mundo, y la pelea de los de Lopetegui no es esa ni mucho menos, pero un equipo que se levanta del duro golpe intersemanal para vencer sin despeinarse a un animado Osasuna  merece un detenimiento.

Salió Lopetegui con un once diseñado minuciosamente para contrarrestar las virtudes locales. Unas características tan impregnadas históricamente en el propio Osasuna que cualquier aficionado no asiduo a ver a los de Arrasate esta temporada podía esperar: centro lateral y remate en el área. Por ello colocó a Rekik en el carril, además de no experimentar en el centro de la zaga. Luuk De Jong era la apuesta del entrenador vasco, buscando el desplazamiento en largo ante la presión rojilla. Un plan bien diseñado, pero que se le pudo venir abajo al Sevilla en tan sólo 2 minutos con esa salida tan timorata que hizo al césped de El Sadar. Osasuna salió enchufado ante el relajamiento andaluz, pudiendo hacer el primero muy temprano con un remate de Oier que escupía la madera.

A partir de ahí el Sevilla despertó, haciéndose con el control del partido gracias a una buena lectura de sus hombres del centro del campo, sobre todo Óliver. El extremeño atraviesa un gran momento, y lo demostró desde muy temprano queriendo llevar la manija del encuentro. Tal vez le faltó un compañero arriba de más velocidad para surtirle de balones, por lo que buscó al más dinámico: Munir. El hispano-marroquí tuvo las dos primeras, una muy clara anulada por fuera de juego y otra rechazada por el meta Sergio Herrera. El Sevilla se había hecho con el encuentro tras ese titubeante comienzo.

Lo haría aún más tras marcar el 0-1. Jordán dudó varias veces antes de sacar un córner preciso a la cabeza de Diego Carlos, que se levantó como un resorte entre los dos centrales locales, poniendo el balón lejos del alcance de Sergio Herrera. Primer gol del brasileño esta temporada, que le sirvió de estimulante emocional para sobreponerse de un señalado enfrentamiento contra Haaland.

Tras el gol, Osasuna quiso meterse en el encuentro de nuevo con su característico juego, pero cada vez que se acercaba a ello el Sevilla se encargaba de enfriarlo con largas posesiones. Incluso fueron los de Lopetegui quienes tuvieron las más claras con una contra aminorada por la velocidad de Suso y un inofensivo cabezazo de Munir tras un gran centro de Navas.

Tras el descanso, el Sevilla salió decidido a dejar finiquitado un encuentro que se le había puesto muy de cara. No tardó en hacerlo. Fernando dejó una acción de crack, con un magnífico control, posterior regate a dos hombres y pase a Munir para que este pusiera un centro raso a De Jong. El holandés se adelantó a Aridane, y su remate en semifallo se coló junto al palo defendido por Sergio. De otro zarpazo el Sevilla había resuelto el partido.

No quería pasar apuros el Sevilla en una semana previa a otra cita con la gloria, por lo que el entrenador retiró del campo a Óliver y un tocado Suso. Aún así los de Lopetegui siguieron apretando como lobos, pasando de rositas por la fase más dura del encuentro. Arrasate había colocado a Calleri para saltarse varios pasos antes del envío al área, pero el Sevilla no le dio apenas opción. Aunque en Europa las cosas sean distintas, este equipo armado por Monchi es muy superior físicamente a la mayoría de equipos de la Liga. A destacar también la actuación de Rekik, un futbolista comprometido para jugar fuera de posición y adaptarse a este puesto cada vez mejor. Hoy fue muy importante para tapar cualquier centro lateral proveniente de su banda, además de darse alguna alegría ofensiva dentro de sus limitaciones.

Con el partido ya ventilado, Lopetegui dio entrada a En-Nesyri y Papu. Este último tuvo la ocasión de poner el 0-3 nada más entrar, pero su remate se encontró con la manopla de Sergio. No dio tiempo para más, y el Sevilla se coloca tercero tras dejar atrás a su próximo rival: el Barcelona.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • CA Osasuna: S. Herrera, M. Sánchez, Aridane, Nacho Vidal, David Garcia, Jon Moncayola, Oier, Torró, Kike Barja, Budimir, Ruben Garcia
    • Sevilla FC: Bono, J. Navas, Rekik, Koundé, Diego Carlos, Joan Jordán, Fernando, Oliver. T, De Jong, Suso, Munir
  • GOLES
    • 19': Diego Carlos (0-1)
    • 49': De Jong (0-2)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Munir (67'), Nacho Vidal (76'), Joan Jordán (83'), Torró (88')

Resumen del partido