Bono extra para un Sevilla intratable

Nuevo triunfo del Sevilla, esta vez por la mínima (1-0) en un partido complicado ante la SD Huesca. Los locales apretaron en la segunda mitad, encontrando el gol mediante la cabeza de Munir. Sin embargo fue Bono el gran protagonista, con otra actuación colosal que evitó el empate oscense. Novena victoria consecutiva de los hispalenses, que llegan al transcendental choque de Champios en el mejor momento de la temporada.

Lo avisó el hoy ausente (por sanción) Lopetegui: "estamos ante el partido más complejo de la temporada", y tras ver el encuentro las palabras del técnico vasco se acercan de manera agigantadas a la realidad que a un tópico de los banquillos. Para salvar este importante envite encuadrado entre la victoria copera del pasado miércoles y la ida de la Champions, el entrenador decidió alterar el once, con hasta 6 cambios respecto al último partido. Sergi, Rekik, Gudelj y De Jong dieron descanso a futbolistas emblemas en sus puestos, mientras que tanto Munir como Óliver se encontraban ante la oportunidad de constatar en titularidades las buenas sensaciones que vienen dejando durante el último mes.

Comenzó el encuentro con un ritmo bajo que sólo Mir alteró con un atrevimiento desde 40 metros que sorprendió a Bono. Con los futbolistas de desborde y velocidad fuera del equipo; la circulación de balón iba muy lenta, dejando una defensa formada por 5 futbolistas y 3 en el medio, muy a merced del Huesca. Únicamente el Papu parecía intentarlo, pero todo ello muy lejos de las zonas de peligro. Tanto Munir como Óliver entendieron que debían dar un paso al frente, por lo que el primero tuvo una buena oportunidad al enganchar un balón que se fue desviado, y el segundo con una jugada maradoniana de área a área en la que se encontró con las manos de Álvaro Fernández.

Fue solo un flash, quizás como los buenos minutos de De Jong contra el Barça. Al delantero holandés se le volvió a notar hoy que va dos o tres marchas por detrás de sus compañeros. Con este guión de juego tan aburrido moría la primera parte, hasta que en un centro con malicia lanzado por Rakitic, Pulido se interpuso en la trayectoria y casi manda el balón al fondo de su propia portería. Álvaro lo salvó con un auténtico paradón, que a la postre; siendo buenísimo, no iba a ser el mejor del partido.

Tras el descanso el Sevilla dio un paso al frente incentivado por los errores del Huesca. De nuevo Pulido falló cuando era último hombre al controlar el balón, pero Papu no pudo aprovecharlo. Tras esa acción, el argentino iba a poner de gol a De Jong, pero el 9 sevillista se volvía a mostrar muy fuera de forma. Con el susto en el cuerpo, la inercia del partido provocó que el Huesca diera dos pasos para atrás, lo que le iba a costar caro.

En una gran jugada, Aleix habilitó un balón que Óliver hizo bueno en la línea de fondo. Allí, el extremeño constató que se encuentra en un gran momento (quizás el mejor desde que aterrizó en Sevilla), poniendo un centro medido a la cabeza de Munir. El ahora internacional marroquí, se elevó en el área pequeña, haciendo inútil la estirada de Álvaro.

Tras el gol y con la entrada de Jordán y En-Nesyri, el Sevilla intentó de matar el encuentro. Lejos de eso; y con el delantero sevillista actuando casi de tercer central, el Huesca iba a comenzar con la serie de ocasiones clarísimas frustradas por el mismo hombre. El delantero oscense Rafa Mir enganchó un cabezazo picado dentro del área pequeña, pero Bono decidió que eso no entraba, haciendo uno de los paradones de la temporada. Olió el miedo el Sevilla, que decidió protegerse con sus mejores hombres ante la posibilidad del empate.

Pudo sentenciar el Sevilla, en una jugada coral en la que Jordán pecó de generoso, dándole el pase de la muerte a En-Nesyri, pero sus dos remates se encontraron con la defensa del Huesca. Casi lo lamentan y de qué forma los de Lopetegui, ya que los visitantes siguieron intentándolo, disfrutando de dos ocasiones inmejorables dentro del área con un denominador común: Bono. El meta marroquí que ya se había puesto la capa de los días grandes (Manchester, Inter, Barcelona...), sacó dos balones milagrosos; uno sin querer, a disparos consecutivos dentro del área pequeña. Un guardameta bendecido, que en silencio ha llenado una portería complicada desde la marcha de su mejor ocupante; Andrés Palop, que hoy además en su posición de comentarista se deshizo en elogios ante la figura de Bono. Palabras mayores.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Sevilla FC: Bono, Rekik, Diego Carlos, Aleix Vidal, Sergi Gómez, Oliver. T, I. Rakitic, Gudelj, Munir, Papu Gómez, De Jong
    • SD Huesca: Alvaro Fernandez, Gaston Silva, Siovas, J. Pulido, Seoane, Maffeo, Mikel Rico, Doumbia, Javi Galan, Rafa Mir, Okazaki
  • GOLES
    • 57': Munir (1-0)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Doumbia (40'), Rafa Mir (51'), Javi Galan (63'), De Jong (63'), Insua (80'), En-Nesyri (87'), Bono (90')

Resumen del partido