Morir matando

Cuentan las lenguas antiguas que un equipo decidió no rendirse nunca, independientemente del momento, el lugar o el rival. Un equipo capaz de escribir su historia a base de casta y coraje, abanderado por un león que ruge siempre que su manada parece ser atacada; un equipo siempre protegido por una afición que aprendió hace mucho tiempo a que soñar siempre está permitido. Como caerse, siempre y cuando te levantes lo antes posible. Porque sí, caerse está más que permitido. La magia de Juan Carlos Aragón nos enseño que ni los dioses son inmortales. Por ello, el Sevilla FC de Lopetegui; de Monchi; de los guaridanes de Nervión  llegó a tierras germanas para derrotar al dios Haaland y a sus arcángeles.

Diez minutos casi perfectos en los que sólo faltó el gol fueron la puesta en escena del conjunto hispalense en el Signal Iduna Park. El equipo quiso saciar todo el hambre que, merecidamente, le exigió su afición en la ida de los octavos de final de Champions, en la vuelta de semifinales de Copa del Rey o frente al Elche. Ocampos, acompañado de un gran Suso, con la capa de héroe fue el protagonista en la parcela ofensiva. Faltó materializar el dominio aplastante sobre su rival con un gol con el que robar más confianza si cabe al conjunto local.

En uno de los mejores primeros envites que el aficionado sevillista podría recordar, un error en defensa propiciaba la primera llegada de peligro del cuadro bárbaro. Una necesitó el delantero noruego para volver a portería. Un jarro de agua fría que helaba por momentos el corazón de unos jugadores que, a pesar de dejarlo todo sobre el tapete, veían como el sueño de la remontada era cada vez más lejano. Así es un fútbol donde la injusticia no existe, un deporte en el que para marcar de nada sirve ser mejor sino meter la pelotita en el arco rival. Había que marcar tres en la segunda mitad.

Tras el arranque del segundo tiempo llegaría uno de los mayores episodios del ya poco creíble VAR. Haaland derribaba a Fernando dentro del área antes de anotar el segundo gol de la noche. El colegiado, cuando todos pensaban que se dirigía a la pantalla del VAR para anular el tanto, señalaba penalti a favor de los locales tras un mínimo toque de Koundé al propio delantero noruego. El penalti, detenido en una primera instancia por Bono, sería repetido después de que el guardameta sevillista se adelantase una uña de la línea. No fallaría en el segundo caso Haaland no sin antes protagonizar una triste celebración en la cara del abatido portero marroquí.

Nada le salía a un Sevilla que, a pesar de tener la eliminatoria demasiado cuesta arriba, tiraría de orgullo en la última media hora de contienda para luchar por un ápice de esperanza. Acortaría distancias el cuadro hispalense desde los once metros con un penalti bien ejecutado por En-Nesyri. Siguió buscando el sueño el Sevilla FC en una segunda mitad en la que poco más pudo hacer ante un muro defensivo. Todo parecía visto para sentencia cuando En-Nesyri, con un gran remate de cabeza, firmaba la igualada a uno del final ya dentro del alargue. Solo añadía seis minutos el colegiado a un partido en el que mínimo se perdieron diez. Diego Carlos, sin éxito, tuvo en sus botas la última.

La actitud del equipo, el buen hacer y una gran imagen, hacen que el equipo diga adiós a la máxima competición continental dejando un buen sabor de boca de cara al final de la temporada, donde el conjunto hispalense deberá nuevamente amarrar la cuarta plaza para volver a soñar.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Borussia Dortmund: Marwin Hitz, Mats Hummels, Nico Schulz, Emre Can, Mateu Morey, Thomas Delaney, Mahmoud Dahoud, Jude Bellingham, Haaland, Thorgan Hazard, Marco Reus
    • Sevilla FC: Bono, Koundé, Jesús Navas, Diego Carlos, M. Acuña, Joan Jordán, Fernando, Óscar, En-Nesyri, Ocampos, Suso
  • GOLES
    • 35': Haaland (1-0)
    • 54': Haaland -p- (2-0)
    • 68': En-Nesyri -p- (2-1)
    • 96': En-Nesyri (2-2)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Mateu Morey (20'), M. Acuña (40'), Koundé (51'), Haaland (55'), Joan Jordán (56'), Emre Can (67'), Óscar (71'), Fernando (76'), Diego Carlos (77')

Resumen del partido