El Sevilla FC visita a un Valladolid que solo ha ganado una vez en Pucela en este 2021. El conjunto de Sergio González no termina de ser regular pese a tener una identidad basada en el orden y el juego vertical. Se encuentran decimosextos con tres puntos por encima del descenso, por lo que la victoria vallisoletana es una obligación para intentar distanciarse de los puestos de descenso.

Bajo un sistema fiel al 4-4-2 el conjunto blanquivioleta está intentando hacerse fuerte por dentro para conseguir recuperar y lanzar lo más rápido posible los contragolpes. Esa es la idea inicial de su entrenador, pero la falta de contundencia y de nivel en ambas áreas le está lastrando en su objetivo. Pese a ello, el Valladolid es un equipo competitivo que no pierde la cara al partido y que cuenta con un Sergio González que estudia bien a su rival, como demostró en el partido de la primera vuelta en el Ramón Sánchez Pizjuán.

La portería ha sufrido un cambio, pues ya no es Masip el titular, sino el veterano Roberto, mucho más regular. La zaga la conforman El Yamiq y Joaquín y está flanqueada por laterales Janko y Olaza. El argentino, que dejó el Celta en enero, es uno de los mejores centradores laterales  de nuestra liga. En el centro del campo Sergio opta por jugadores de contención como son Michel, Roque Mesa y Alcaraz, aunque también ha apostado en algún encuentro por el propio Hervías o San Emeterio. Pero la clave de este Valladolid se junta arriba. Óscar Plano y Orellana por las bandas encajan a la perfección con delanteros como Sergi Guardiola y Weissman o Marcos André, que son los encargados de materializar los goles.

Un equipo este Valladolid capaz de adaptarse a su rival y leer los distintos contextos del partido a la perfección. El Sevilla ya lo sufrió en el partido de ida, aunque ahora la necesidad del Pucela es mucho más urgente, lo que hará que asuman más riesgos. La única vía para poder superar ese orden es tener amplitud y ganar profundidad. Solo un Sevilla menos previsible y plano de lo que habitúa ser podrá irse al parón con la tranquilidad del deber cumplido.

Claves

  • El Valladolid busca centros y subidas laterales, ya que gran parte de su juego se pasa en recuperación y contragolpes. Una buena transición defensiva hispalense allanará el camino.
  • El balón parado será un arma importante para el Valladolid. La explotan bien y puede decantar un partido igualado por la falta de velocidad en el juego hispalense.
  • Sergio estudia bien a los rivales y plantea partidos para desactivarlos. Lopetegui recupera a jugadores importantes para tener todas las alternativas posibles, pero solo mostrando ambición y un nivel alto podrá superar a uno de los equipos más incómodos del campeonato.