El sueño sigue siendo real

La idiosincrasia del Sevilla FC es el estandarte que lleva el soldado sevillista en la batalla de la liga. Un lema que lleva por bandera con orgullo y que le permite soñar con todo. El Sevilla FC de Julen Lopetegui nunca se rinde y es por eso por lo que mantiene el pulso con los Padres Fundadores del Fútbol que buscan salvar al deporte en el que queda más que demostrado que no es más rico quien más dinero tiene, sino quien más corazón posee.

El Ramón Sánchez-Pizjuán acogía el duelo entre dos equipos andaluces que, a falta de cinco jornadas para el final, pueden presumir de haber logrado los objetivos fijados al inicio del campeonato. El Sevilla FC, con la Champions amarrada bajo el brazo, y el Granada CF, con la salvación firmada, saltaron al tapete de Nervión en una tarde encapotada. Los locales, queriendo disipar cualquier nube mental, buscaron romper la igualada desde el arranque del choque. El "Papu", con mucha libertad por detrás de De Jong, probó fortuna con un disparo que se marchaba rozando el travesaño de la portería de Rui Silva. La réplica, en forma de gol por parte del conjunto nazarí, sería invalidada después de que Herrera cometiese falta sobre Acuña antes de que Antonio Puertas rematase a la red.

Rakitic no erraba desde los once metros

Los primeros quince minutos de encuentro se saldaban con un penalti de Gonalons sobre el "Papu" que transformaría Rakitic a pesar de que el guardameta portugués le adivinase las intenciones al jugador croata.  A raíz del gol, los locales aumentaron su presencia en el terreno de juego. Le faltó muy poco a De Jong para materializar una nueva llegada de ataque por parte de los hispalenses que nacía de los pies del eterno Navas. Cuando los de Diego Martínez buscaban hacerse dueños del esférico, el Sevilla FC dormía el encuentro con posesiones largas que alejaban a los visitantes del cuero en una primera parte que no tendría más goles.

Ocampos ponía tierra de por medio en el marcador

En el segundo envite, los pupilos de Julen Lopetegui mantuvieron la alta intensidad y rápidamente pusieron tierra de por medio en el luminoso. Alejandro Darío, el "Papu" para los amigos, agradecería en forma de asistencia su nuevo rol dentro del esquema del técnico vasco. Ocampos, dentro del área, aprovechaba la gran acción individual de su compatriota para subir el segundo gol al marcador.

Cuando la contienda parecía vista para sentencia, el Granada CF se metía en el encuentro tras un penalti señalado a instancias del VAR por el colegiado después de que un remate de Soldado golpease en el codo de Acuña. El propio Roberto Soldado no erraba desde los once metros. Tras el gol, llegaría uno de los momentos más esperpénticos de la historia del fútbol español. El colegiado De Burgos Bengoetxea, después de dar por finalizado el encuentro, hacía regresar a los jugadores al terreno de juego después de finalizar el choque un minuto antes de lo añadido. Los jugadores, que ya estaban en los vestuarios, salían de nuevo al tapete de juego a disputar el último minuto en el que no pasaría nada más allá de una continua búsqueda de los jugadores locales hacia el córner rival.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Sevilla FC: Bono, Koundé, Diego Carlos, Jesús Navas, M. Acuña, I. Rakitic, Papu Gómez, Fernando, Ocampos, De Jong, Suso
    • Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán Sánchez, Nehuen, Herrera, Foulquier, Gonalons, Carlos Neva, Antonio Puertas, Kenedy, L. Suárez
  • GOLES
    • 16': I. Rakitic -p- (1-0)
    • 53': Ocampos (2-0)
    • 90': Soldado -p- (2-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Kenedy (34'), Antonio Puertas (67'), Montoro (87'), M. Acuña (90'), Koundé (92')

Resumen del partido