El valenciano Juan Martínez Munuera, de 38 años, arbitró este domingo el partido correspondiente a la jornada 35 en Primera División entre el Real Madrid y el Sevilla FC disputado en el Alfredo Di Stéfano, y que concluyó con el resultado de 2-2. En la sala VOR se encontraba el castellano-leonés José Luis González González, de 46 años.

16 faltas se cometieron, repartidas por igual: ocho por cada conjunto. En cuanto a las amarillas, una vio el conjunto blanco (Casemiro), por dos de los hispalenses (Suso, Gudelj).

Minuto 12: gol anulado al Real Madrid por fuera de juego de Odriozola. En un principio el tanto sube al marcador, pero desde el VAR avisan y se acaba anulando. Acierto.

Fuera de juego de Odriozola

Minuto 51: se pide penalti por mano de Jordán, revisada por el videoarbitraje. En la repetición se ve como el brazo lo tiene pegado al cuerpo, y no hay nada punible. Acierto.

Minuto 62: entrada de Casemiro a Rakitic que pudo significar la segunda amonestación al centrocampista del Real Madrid. El colegiado ni siquiera señaló la falta. Error.

Minuto 75: el árbitro indica penalti de Bono a Benzema. Existe, pero había que revisar una acción anterior en la que el Sevilla FC reclamó también pena máxima por mano de Militao, que tiene el brazo totalmente despegado del cuerpo. El VAR avisa, Martínez Munuera va al monitor y acaba señalando pena máxima a favor de los andaluces. Acierto.

Mano de Militao

En resumen, podemos decir que el arbitraje fue correcto en términos generales. La nota final es un 6,5.