El extremeño Jesús Gil Manzano, de 37 años, arbitró este lunes el encuentro correspondiente a la jornada 34 en Primera División entre el Sevilla FC y el Athletic Club disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, y que acabó con victoria visitante por la mínima (0-1). En la sala VOR se encontraba el madrileño Carlos del Cerro Grande, de 45 años.

28 faltas se señalaron, de las cuales 13 cometió el Sevilla FC, por 15 del Athletic. Las amarillas, dos vio el equipo hispalense (Diego Carlos y Lopetegui), por ninguna en los bilbaínos. La amonestación al técnico vasco, según el acta, fue por el siguiente motivo: “Una vez finalizado el partido y encontrándome aún en el terreno de juego dicho entrenador se dirigió a mí para saludarme, aprovechando este momento para que le explicara una acción del partido. Tras indicarle que se retirara al túnel de vestuarios y que allí le comentaría cualquier duda que tuviera, continuó en su insistencia para que le explicase en ese momento una acción, viéndome en la obligación de mostrarle la tarjeta amarilla”.

La jugada polémica del encuentro llegó en el minuto 50, cuando un centro de Navas toca en el brazo de Balenziaga, que no está pegado al cuerpo y corta la trayectoria. Incomprensiblemente, ni el arbitro de campo vio nada ni en la sala VOR avisaron a este para que fuese a revisar un penalti bastante evidente. Error. Ver vídeo de la jugada.

Penalti de Balenziaga

Esa fue la única acción a destacar, pero consideramos que se trata de un error grave. La nota final es un 4.

VER ACTA DEL PARTIDO