El Sevilla FC visita este domingo Valdebebas para enfrentarse a un Real Madrid herido tras su eliminación en Champions. Los de Zidane han tenido que superar numerosas dificultades a lo largo de la temporada, especialmente en forma de lesiones y bajas, pero han conseguido mantenerse a pesar de su irregularidad en juego y resultados. Se encuentran terceros con 74 puntos y su única salvación de temporada pasa por vencer a los de Lopetegui y meterse de lleno por la pela de La Liga.

El Real Madrid necesita pocas presentaciones de por sí, pues un equipo casi idéntico al de temporadas pasadas, especialmente las temporadas en las que Zinedine Zidane, principal artífice de un Madrid competitivo, cogió las riendas del equipo. Sin embargo, esta temporada ha tenido que añadir variantes en su esquema debido a las lesiones y a la adaptación de diferentes contextos de juego donde sufría. Hemos visto a un Madrid dominador con balón, pero también reactivo. Para ello, Zidane ha propuesto el sistema de tres centrales y carrileros, que le ha venido bien en algunas citas, pero no le ha funcionado en noches importantes, como las del pasado miércoles.

Con todo ello, podríamos decir que este Madrid se sustenta principalmente en dos hombres: Courtois y Benzema. Tener peso en ambas áreas le ha dado muchísimos puntos a los blancos esta temporada, a pesar de ser inferior a sus rivales en varios encuentros. El belga siempre deja alguna intervención de mérito y el francés está en una de sus mejores temporadas en cuanto a cifras goleadoras. El tridente centrocampista que forman Casemiro-Modric-Kroos también ha sido fundamental, pero especialmente en este 2021, pues pasaron desapercibidos en gran parte de la primera vuelta. En ellos se sustenta un Zidane que ha tenido las bajas de Sergio Ramos, Carvajal, Mendy, Varane, Valverde y Hazard en varios tramos del curso liguero y que le han restado competitividad en momentos fundamentales.

Ante el Sevilla, Zidane optará por un sistema 4-3-3, el habitual, pues ya recupera a  jugadores fundamentales para aplicar su sistema preferido. La duda será si será Vinicius o Asensio el que ocupe la banda izquierda o derecha dependiendo del elegido o si será Valverde el utilizado para equilibrar defensivamente. El Madrid querrá llevar el peso del encuentro y resolver por la vía rápida el partido más difícil que le queda de temporada.

Claves

  • El Real Madrid compite mejor ante equipos que le buscan arriba y defienden hacia delante. El Sevilla es propenso a ello, pero una defensa en bloque bajo en gran parte del encuentro, complicaría las cosas a un Madrid con urgencias.
  • Atacar la espalda de los laterales madridistas es la principal vía de ataque hispalense. Nacho ocupará la banda derecha y Mendy la izquierda, a priori, dos jugadores fuertes defensivamente, pero Zidane necesita ser ofensivo e ir a por los tres puntos.
  • Partido para que Suso y Papu Gómez encuentren los costados de casemiro. Ahí el Madrid sufre mucho, pues solo el brasileño defiende hacia atrás con contundencia.
  • Lopetegui no consiguió dar con la tecla en el partido de la primera vuelta y al Sevilla se le da especialmente mal el feudo madridista en la última década. Será necesaria fortaleza mental, paciencia y el mejor nivel individual y colectivo.