Hincó la rodilla

El Athletic Club terminó con las rocambolescas opciones del Sevilla de ganar La Liga Santander tras vencer por 0-1 en el Sánchez-Pizjuán. Los sevillistas estuvieron espesos de cara a gol, desaprovechando más de una clara ocasión para llevarse el partido. Iñaki Williams certificó a la contra la renuncia al título liguero del Sevilla. 

Fue bonito mientras duró, pero la relación entre la épica sevillista y su segundo título de liga se evaporizó esta noche en el templo de Nervión. Una sede engalanada desde antes del encuentro con la presencia de aficionados deseosos de meterle veneno a sus futbolistas a pesar de la frialdad que supone este fútbol. La temporada que será recordada por la que el Sevilla le miró cara a cara a los tres magnates (con Superliga incluida) del fútbol español, tendrá siempre el desapego de no poderla vivir de cerca.

Respecto al partido; Lopetegui no anduvo con probaturas, forzando a Koundé y cambiando a De Jong por su máximo goleador, En-Nesyri. Nada de especulaciones con el partido de Valdebebas. Y a decir verdad, desde muy pronto el Sevilla comprendió que había que acelerar para ganarle a un Athletic mermado, sí, pero al Athletic Club de Bilbao. Suso puso la primera a Ocampos, pero su escorzo que nos recordó a un gol anotado ante el Eibar, en un día que acabó de portero, se marchó arriba.

Sin el astuto y siempre admirado como odiado Raúl García en el campo (lesión en el minuto 13), los centrales sevillistas se vieron más sueltos, creando una línea de asociación formada por Acuña-Papu-Ocampos donde nacía el peligro del Sevilla. Primero avisó Rakitic con una volea desviada, pero sería En-Nesyri quien levantaría a los sevillistas de los asientos (de casa) con un remate picado dentro del área. El marroquí se levantó como un resorte al centro de Acuña, pero su cabezazo encontró la respuesta de Unai Simón. El mismo En-Nesyri malgastaría dos más. Una donde pecó de generosidad (y torpeza) dándosela mal  a Suso en vez de pegar, y otra donde se volvió a topar con Simón. Su remate desde el punto de penalti se colaba mansamente, pero el guardameta vasco se rehízo sacándola en la línea.

Tras la reanudación el Sevilla siguió peleándolo con la misma certeza que en la primera mitad, es decir, nula. Papu quiso enganchar a los suyos con un disparo donde prefirió romperla en vez de colocar, lo que encontró la rápida respuesta bilbaína con un remate cruzado de Villalibre que se marcharía por poco. Tras esto llegó la jugada que verán repetida una y otra vez.

Jesús Navas pisó el área por enésima ocasión, puso un centro a un palmo de Balenziaga quien toca el balón con el antebrazo. Es verdad que es instantánea, lo tiene encima y no le da tiempo a retirar la mano.  También es verdad que los entrenadores y árbitros no paran de repetir que hay que defender los centros con las manos atrás, ya que se pitan (se siguen pitando) acciones parecidas dentro del área. Pero la única de las verdades es que Gil Manzano desechó la consulta VAR, dejando al personal con un enfado que tiene pinta que va a ser de los históricos.

Tras esto el Sevilla siguió intentándolo sin mucha clarividencia, sin hacer exigir mucho a un Unai Simón que solo tuvo que esforzarse en un chut lejano de Acuña. Los cambios de Lopetegui; que tienen gran culpa de que el Sevilla esté hoy aquí, salieron rana. Ni De Jong, ni un fatigado y me atrevería a decir que lesionado Jordán, ni el Mudo entre otros , le dieron respuesta a los problemas del Sevilla.

En el último minuto, y encargándose de disipar alguna duda en caso de empate sobre la vigencia de las opciones del título sevillista, Iñaki Williams se disfrazó de verdugo para despertar a los sevillistas de su sueño 34 jornadas después.

 

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Sevilla FC: Bono, Diego Carlos, J. Navas, M. Acuña, Koundé, I. Rakitic, Fernando, Papu Gómez, Ocampos, Suso, En-Nesyri
    • Athletic Club: Unai Simón, De Marcos, Balenziaga, Yeray, Unai Núñez, Berenguer, Vencedor, Morci, Vesga, Villalibre, Raúl García
  • GOLES
    • 90': Iñaki Williams (0-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Diego Carlos (35')

Resumen del partido