El turco Cüneyt Çakır, de 45 años, arbitró este martes el partido correspondiente a la jornada 5 en el grupo G de la UEFA Champions League que midieron al Sevilla FC y al Wolfsburgo en el Ramón Sánchez-Pizjuán, y que terminó con triunfo hispalense por 2-0. En la sala VOR se encontraba el neerlandés Pol van Boekel, de 46 años.

Un total de 28 faltas indicó el colegiado a lo largo de los 97 minutos que acabó durando el choque, de las cuales 15 cometió el Sevilla, por 13 del Wolfsburgo. En cuanto a las amonestaciones, una amarilla vio el equipo de Lopetegui (Fernando), por tres en los de Kohfeldt (Guilavogui, Arnold y Nmecha).

Çakır realizó un arbitraje a la altura de un partido Champions, y tampoco se produjeron acciones polémicas a revisar. La nota final es un 8,5.

MÁS INFORMACIÓN DEL PARTIDO