El Sevilla FC recibe al Getafe para seguir sumando de tres en tres. En frente tendrá un equipo que ha cambiado su piel por completo. Desde la marcha de Michel y la llegada de Quique Sánchez Flores el equipo azulino está mucho y mejor trabajado. Los azulinos no pierden en liga desde hace siete jornadas y han encontrado en la solidez defensiva el camino para sobrevivir. Se encuentran decimosextos con 18 puntos.

Desde el 5-3-2 Quique está permitiendo a los suyos defender mejor el carril central. El Getafe ya no concede tantos espacios y defiende mejor los centros laterales. A partir de ahí, el equipo busca ser reactivo y vertical para sorprender a los rivales. Sigue sin ser un equipo goleador, de hecho, apenas tiene ocasiones, pero está encontrando portería con eficacia.

La portería sigue siendo territorio de David Soria, que está flanqueado por una zaga formada por Mitrovic, Djené y Cuenca como centrales y Damián Suárez y Olivera o Silva como laterales / carrileros. En el centro del campo Arambarri es fundamental para compensar transiciones, pero está sancionado y no podrá jugar. En su lugar, Florentino ocupará el mismo rol que el uruguayo, acompañado por Maksimovic y Aleñá. En la delantera Unal y Sandro son fijos, pues alternan las características que Sánchez Flores busca en sus delanteros para hacer daño al rival. El turco fija centrales, descarga y prolonga jugadas, mientras que el canario ataca espacios y estira defensas rivales.

Claves

  • La baja de Arambarri y de Olivera restan mordiente al once azulino, especialmente la baja del uruguayo.
  • Sánchez Flores buscará cerrar espacios por dentro y aprovechar la poca profundidad que suele tener el Sevilla para jugar con el marcador y esperar su oportunidad. Lopetegui debe conseguir cargar mucho el área con sus jugadores y que los laterales lleguen a línea de fondo con asiduidad.