Competitividad como bandera

Ganó el Sevilla FC en Cádiz (0-1) en un encuentro con una previa catastrófica por parte de ambos equipos debido a la plaga de bajas. Ocampos volvió a mojar cuando el partido se estaba poniendo feo para los de Lopetegui. El Sevilla cierra la segunda mejor primera vuelta de su historia, siendo el principal perseguidor del líder Real Madrid.

Este Sevilla liguero nunca pierde. Y tiene probablemente la mejor cualidad en el fútbol de alto nivel, gana mucho, muchísimo. Eso, en una época complicada debido al carrusel de bajas que el equipo acusa desde hace meses lo hace inexpugnable. Con un once reconocible; contando las ausencias conocidas de titulares como Navas, Koundé, Suso, En-Nesyri y de sus sustitutos, el Sevilla plantó en el para los futboleros Ramón de Carranza una cara competitiva que tiene a su gente engolosinada con un sueño heroico.

Un ejemplo de ello es Acuña. Futbolista tremendo, le tocó jugar más de una hora de partido como lateral derecho. Pues para muchos habrá sido el mejor del partido. La única duda que queda para este nombramiento es con otro futbolista que ha competido y decidido hoy el partido en otra situación parecida. Lucas Ocampos. El argentino experimentó hoy más de dos posiciones diferentes, intercambiando el área contraria con la propia. Jugadores así hacen a un equipo grande.

Porque el partido no fue ni mucho menos sencillo para el Sevilla. El Cádiz, con también un parte tenebroso de bajas, acudió al decálogo del librillo de su maestro Cervera: todo el mundo junto cerca de mi portería. Logró lo que el gran técnico de los amarillos quería, dejar al Sevilla sin ocasiones de gol. Solo tuvieron una los de Lopetegui, muy temprano con un lanzamiento claro de Jordán que se fue muy desviado. Iván Romero; hoy 9 sevillista, se encontraba muy solo dentro de un área poco poblada por camiseta rojiblancas.

Tras el descanso Lopetegui no cambió el dibujo con el que se había marchado a vestuarios. Acuña a la derecha y Ocampos por delante. Esto significó diluir la principal baza ofensiva del Sevilla en la primera mitad, Papu Gómez. El exfutbolista de Atalanta le pone mucha voluntad, pero su fútbol en este Sevilla es muy poco productivo.

Salió con decisión el Sevilla, encontrando en Marcos Acuña su principal organizador desde el lateral derecho. El argentino aparecía por todos lados, trazando paredes de mucha calidad con Rakitic, Ocampos y hasta la lesión, con Fernando. El brasileño pidió el campo al dolerse de lo que aparentemente interpretamos como un golpe. Con este panorama algo más desolador, el Sevilla encontró su gol. En un rechace de un córner, Iván dejó una acción técnica de calidad, el balón le cayó a Rakitic y el croata con frialdad le dejó en bandeja el tanto a Ocampos. El ex del Marsella está igual o mejor que en su primera temporada, algo que es mucho para un Sevilla que a día de hoy por unas causas u otras no tiene referencia en ataque.

Tras el gol el Sevilla no especuló, fue arriba a por la sentencia y las tuvo de todos los colores. Akapo sobre la línea, un balón a la cruceta de Acuña, un par de tiros lejanos de Rakitic y sobre todo, dos acciones del casi vilipendiado Óscar, quien pudo haber dado un paso al frente en caso de acertar. No lo lamentó el Sevilla ya que excepto un chut lejano de Espino el Cádiz no volvió a tirar entre los tres palos de Bono.

Sin mucha más historia el Sevilla se lleva la victoria y cierra una primera vuelta para enmarcar. 41 puntos, con una proyección de 82 a final de Liga. Una auténtica animalada que solo puede relatar otro equipo a estas alturas de campeonato, el Real Madrid.

 

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • Cádiz CF: Ledesma, A. Espino, Chust, Haroyan, Akapo, Tomás Alarcón, Chapela, A. Negredo, Martín, Jonsson, Osmajic
    • Sevilla FC: Bono, M. Acuña, Diego Carlos, Gudelj, I. Rakitic, Fernando, Joan Jordán, Ocampos, Augustinsson, Iván Romero, Papu Gómez
  • GOLES
    • 58': Ocampos (0-1)
  • TARJETAS
    • Amarillas: Augustinsson (79')

Resumen del partido