Síguenos en

Varsovia, la ciudad que volvió a nacer

Plano general de la Plaza del Mercado, en el centro de la ciudad | Foto: www.hotelmetropol.com

Plano general de la Plaza del Mercado, en el centro de la ciudad | Foto: www.hotelmetropol.com

Tres mil trescientos kilómetros. Es la distancia aproximada que separa a la ciudad de Sevilla de Varsovia, escenario de la final de la Europa League; la distancia que separa al Sevilla FC de su cuarta copa de la UEFA y de convertirse en leyenda de forma definitiva.  De nuevo, a las puertas de otro viaje inolvidable hacia la gloria y que permita al sevillismo vivir otro episodio especial, como ya sucediese en ocasiones anteriores. Una vez más, de Nervión al cielo.

Eindhoven, Glasgow, Turín… y ahora, Varsovia. Una ciudad terriblemente dañada durante las dos guerras mundiales y la llegada de los soviéticos, pero que ha conseguido regenerarse hasta convertirse en una de las mayores potencias económicas y culturales de Europa. Recientemente, ha ingresado también en el mundo del deporte, organizando distintos eventos entre los que destacan la Eurocopa de Fútbol 2012 y, ahora, la final de la Europa League. Un destino muy lejano, el que más de todas las finales disputadas por el Sevilla, pero el escenario idóneo para volver a escribir otra página con letras de oro en la historia del club.

El nacimiento de una nueva potencia

Varsovia es, a día de hoy, una de las ciudades más influyentes de la Unión Europea. Situación muy distinta a la que vivió a principios del siglo pasado. La capital de Polonia ha sufrido las embestidas de la I y la II Guerra Mundial, incluidos varios bombardeos. Y, poco después, se convirtió en núcleo importante tras la llegada de los soviéticos.

Pero, en la actualidad, el panorama es bastante distinto al que se vivía por aquel entonces en Centroeuropa. La economía, la cultura y, recientemente, el deporte han convertido a la moderna Varsovia en una de las potencias más importantes del continente, siendo la novena ciudad más poblada de la UE.

En cuanto a las comunicaciones, el viaje en avión se presenta como la opción más rápida, aunque también más costosa, para el desplazamiento de los aficionados sevillistas hasta la capital polaca. El Aeropuerto Internacional Frederic Chopin es el más grande e importante del país y se ubica en el distrito de Wlochy, en el suroeste de la ciudad, casi lindando con la zona periférica. El trayecto desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, donde se ubica el estadio, es de 10 km. Otra opción para llegar a Varsovia es vía carretera, mediante autobús (en caso de peñas o grupos organizados) o vehículo particular. Entonces, la distancia desde Sevilla hasta la capital de Polonia sería de 30 horas aproximadamente (en caso del desplazamiento en autobuses, habría que tener en cuenta la realización de paradas obligatorias). Las posibles rutas para acceder a Varsovia por Europa Occidental son desde Berlín y entrando en la carretera E-30 (por Poznan) o, bien, pasando por Praga y después Wroclaw, hasta llegar a Varsovia.

Mapa de los distritos de la ciudad de Varsovia | Foto: Wikitravel.org

Mapa de los distritos de la ciudad de Varsovia | Foto: Wikitravel.org

¿Qué ver en Varsovia?

Siendo claros, quizás hacer turismo sea lo que menos le importe a todos los aficionados sevillistas que se desplacen hasta Varsovia. Pero a todos aquellos que dispongan de tiempo y ganas, no deberían desaprovechar la ocasión de visitar los rincones de una de las ciudades más pintorescas del continente.

Tras horas y horas (incluso días) de viaje, perderse por el centro de la ciudad o hacer tiempo hasta que llegue la hora de la gran final pueden ser opciones para desconectar y calmar los nervios propios de otra cita histórica.

La ciudad de Varsovia está dividida en la “ciudad vieja” (Stare Miasto) y la “ciudad nueva” (Nowe Miasto). La primera de ellas es la zona más característica y tradicional de la ciudad, nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La segunda, es el área más moderna, llena de urbanizaciones y con gran tránsito de gente.

Merece la pena destacar El Palacio de la Cultura y la Ciencia, octavo edificio más alto de Europa, conocido también por su impresionante aspecto y estructura.  Y un poco más lejos, al sudeste de la ciudad, se halla el Palacio de Wilanow. De origen barroco, se conoce como el “Versalles polaco” y está considerado como uno de los edificios históricos más importantes del país.

Pero, por encima de todo, no hay que marcharse de la ciudad sin visitar el Centro histórico de la ciudad (la anteriormente mencionada Stare Miasto o “Ciudad vieja”). Imprescindible no olvidar la zona donde se halla la famosa Plaza del Mercado, posiblemente el mayor tesoro de la ciudad de Varsovia.

Estadio

Vista panorámica del Estadio Nacional de Varsovia | Foto: www.abc.es

Vista panorámica del Estadio Nacional de Varsovia | Foto: www.abc.es

Lo más importante, el lugar en el que miles y miles de aficionados sevillistas se concentrarán, uniéndose en una sola voz para tratar de llevar al equipo hacia la victoria. Este año, el Estadio Nacional de Varsovia (Stadion Narodowy) será el escenario que acoja la final de la Europa League entre Dnipro y Sevilla el día 27 de mayo.

Dicho estadio tiene un origen bastante reciente. A principios del año 2008, se puso en marcha un proyecto para construir un impresionante estadio de fútbol que, además de ser la casa de la Selección de Polonia, pudiese albergar distintos eventos deportivos y culturales de carácter internacional.  En 2011 se terminó la construcción y, un año después, el proyecto se convirtió en realidad.

Se inauguró oficialmente el 17 de abril de 2012, en un partido amistoso entre el Legia Varsovia… ¡Y el Sevilla Fútbol Club! El equipo hispalense fue el invitado para el estreno de este lujoso estadio. El encuentro finalizó con victoria sevillista por 0-2, gracias a dos tantos de Babá Diawara. Por ello, no será un escenario desconocido para los nervionenses.  Varios meses después, llegaría la primera gran cita con la Eurocopa 2012. Cinco partidos del torneo se disputaron en este estadio, incluyendo el encuentro inaugural (Polonia VS Grecia) y una de las semifinales (Alemania VS Italia).

Con la concesión de Estadio de Categoría 4 por la UEFA (5 estrellas), el Stadion Narodowy o Nacional de Varsovia cuenta con una capacidad para 58.500 espectadores, siendo el más grande de todo del país. Destaca su impresionante fachada que combina los colores de la bandera polaca (rojo y blanco) y que se ilumina al caer la noche, mostrando un espectacular mosaico en rojo y blanco. En su interior, los asientos también corresponden con los colores de la bandera del país. Además, una de las principales características de este majestuoso estadio es el impresionante techo retráctil de 240 x 270m que culmina con un enorme marcador situado justo arriba en el centro, estructura parecida a la del Veltins Arena (Schalke 04) o el BC Place (Vancouver). Cabe destacar también que el estadio cuenta con más de 100 ubicaciones para personas con discapacidad, 70 palcos VIP, un restaurante, un pub, un gimnasio y un aparcamiento subterráneo con más de 1.500 plazas de aparcamiento.

¿Cómo llegar?

Afortunadamente, su ubicación no es difícil de encontrar. El estadio se halla en la Avenida Zieleniecka, justo delante de Rondo Waszyngtona (rotonda George Washington), situada en el distrito Praga Poludnie, muy cerca del centro de la ciudad. La sobresaliente altura del estadio respecto a los edificios de alrededor hace que éste sea más fácil de encontrar.

Para llegar desde el aeropuerto, las opciones más viables son el taxi (el trayecto dura unos 20 minutos) o el autobús urbano. En el primero de los casos, es aconsejable preguntar el precio antes de subirse, debido a que las tarifas son más caras por la noche. Se puede pagar con tarjeta de crédito. En cuanto a los autobuses, el número 175 comunica el aeropuerto con el centro de la ciudad, concretamente con la zona antigua (Stare Miasto), y el número 188 cruza la ciudad hasta el barrio de Praga, donde se encuentra el estadio.

Rotonda Washington, en la que se encuentra el estadio | Foto: wikimedia.org

Rotonda Washington, en la que se encuentra el estadio | Foto: wikimedia.org

El metro, el autobús y el tranvía están gestionados por la misma compañía pública, por lo que el billete es válido para los tres servicios. Los tickets se adquieren en cualquier kiosco o máquina expendedora (se puede pedir directamente al conductor, aunque no es recomendable debido a que puede ser más caro o que no haya devolución de cambio). El precio de un billete sencillo es de 2’40 zl (aproximadamente 0’60 euros) y el horario diurno es desde las 5:00 hasta las 23:00h.

Aunque las previsiones no son exactas, se espera que la temperatura sea de entre 10 ºC de mínima y 18º C de máxima para el día de la final, aunque incluso se podrían llegar a  superar los 20 grados en las horas más próximas al mediodía.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

Amistosos - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

21/07/2018 · 18:00h

La Liga TV