La locura se apodera de Anfield Estaba vivo y lo mataron. Estaba muerto y resucitó. El primer partido de Champions…